Daniel Curbelo

Según el Tantra la conciencia y la energía siempre van juntas (Shiva y Shakti respectivamente).

Al trabajar con la respiración alquímica también podemos ayudar a la expansión de la conciencia, eso significa la palabra Tantra.

Al concentrar el fuego en al chakra raíz y respirar hacia dentro y hacia arriba el calor asciende por el canal central de la columna y si logra subir libremente hasta el chakra corona adviene, luego de un rato de práctica, una sensación de bienestar y delicado éxtasis.

Sin embargo es bastante común que dicha ascensión de la energía se estanque en algún lugar de la columna, lo cual nos revela dende están los bloqueos psicológicos que no permiten el fluir de la energía.

El practicante entonces debe observarse interiormente para descubrir qué estados psicológicos están impidiendo su plenitud: tristeza, depresión, ira, etc.

Es por eso que el trabajo con la energía es un trabajo de auto-conocimiento y sanación emocional.

La energía sexual misma puede ser sanadora si se complementa con el “darse cuenta” de los procesos que adormecen nuestra alma.

La respiración a través de la órbita microcósmica, enseñada por los maestros taoístas, es tremendamente efectiva para limpiar los canales de energía y hacer conciencia de nosotros mismos.

Daniel Curbelo

Categorías: Transmutación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *