La magia sexual ha sido practicada desde la más remota antigüedad. La clave para entender esto es que se parte de la base que la excitación sexual genera un aumento de la energía vital de la persona y por lo tanto un cambio en la conciencia. Además de esto la magia sexual también plantea la idea de usar esa energía como un potenciador de otras actividades mágicas como cargar talismanes, proyectar visualizaciones, activar fuerzas interiores como la Kundalini, despejar bloqueos en los chakras, despertar poderes psíquicos, etc.  Veamos algunos propósitos que los magos tomaron en cuenta a la hora de practicar esta técnica.

1 – Incrementar la fuerza personal, la fuerza mágica y su presencia conciente a través de la transmutación de la energía.

2 – Despertar la conciencia ya que a través del pasaje de la energía por los centros de la columna estos se despejan de los bloqueos que nos adormecen.

3 – Abrirnos a nuevos y elevados estados de conciencia al vivenciar el éxtasis de la energía pasando por nuestro cuerpo.

4 – Generar prosperidad y abundancia en tanto se trabaja con la energía de la madre tierra.

5 – Crear seres energéticos con propósitos mágicos.

6 – Conectarse con su maestro interno.

7 – Activar la devoción a la divinidad en tanto hacer el amor es conectar con la Diosa.

8 – Captar conocimiento de las fuerzas de las fuerzas de la naturaleza.

9 – Potenciar los trabajos mágicos si está en un grupo donde varios practiquen esta técnica.

10 – Despertar la Kundalini.

11 – Alimentar los cuerpos energéticos (astral, mental, etc.).

12 – Usos mágicos varios como potenciar talismanes, buscar visiones, fortalecer la pareja, transmitir una iniciación o conocimiento, sellar algún trabajo mágico, etc.

 

Daniel Curbelo

Categorías: Sexualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *