Para diferenciarse del orgasmo pico se ha denominado orgasmo del valle a una experiencia erótica previa al orgasmo pico pero que reviste ciertos fenómenos espirituales que quisiera destacar.

 

Para empezar decir que el orgasmo del valle ocurre antes del orgasmo convencional cuando los practicantes tántricos logran estirar en el tiempo la sensación pre-orgásmica. A través de diferentes técnicas, entre las cuales destaca la respiración, los tántricos logran estar mucho tiempo en ese estado de suprema excitación sexual, lo que da como resultado el entrar en cierto trance místico sexual.

Es realmente una experiencia muy enriquecedora en cuanto a sensaciones, sentimientos y conexión con la pareja tántrica.

De tanto tiempo estar en ese estado erótico suelen ocurrir experiencias de visiones, desdoblamientos astrales, trascendencia del yo, entre otras cosas, pero lo que me interesa destacar es un detalle más que he denominado “orgasmo de la energía”.

 

Esto ocurre porque se genera un supremo pico de goce sexual que, si bien no llega al orgasmo convencional, logra disparar una corriente energética muy poderosa que comienza a circular por todo el cuerpo energizando a ambos partícipes. A la larga toda esta experiencia es bastante más intensa y más rica que un orgasmo convencional.

 

El adepto tántrico logra ascender esa energía y transformarla en goce espiritual.

 

El conocimiento de cómo funciona la energía sexual se denomina en occidente “manejo del Gran agente mágico”.

 

Daniel Curbelo

 

PD: Infórmate por nuestros cursos

Categorías: Sexualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *