“Considera la Shakti (La Energía) como una viva luminosidad, cada vez más sutil, llevada de centro en centro, de abajo hacia arriba, por la energía del aliento, a través del tallo de la flor de loto. Cuando esa energía se sosiega en el centro superior, entonces ocurre el despertar de la Consciencia.” Vijñana Bhairava Tantra

El trabajo con la energía sexual constituye para el tántrico una forma de meditación. En este caso el VBT nos sugiere la ascensión de dicha energía desde el chakra raíz hasta el corono y el posterior sosegamiento en el centro superior para que ocurra el despertar de la conciencia.

El ejercicio es sencillo, sentados con la columna derecha hay que prestar atención al centro raíz hasta generar calor en el mismo. Recuerda que la energía va donde va la atención.

Una vez generado ese calor se inspira y se intenta subir con la intención la energía hasta llegar al chakra corono. El ejercicio puede ser apoyado por el uso de mantras.

Por ejemplo para generar calor en el chakra raíz puedes decir 3 veces la letra SSSSS, como el silbido de la serpiente.

Una vez que trabajes con la energía te darás cuenta que se genera un goce especial, que debe transformarse en goce místico y llevar eso a lo que en Tantra se llama “goce del ser”. De esta manera transmutas la energía y también le haces su posterior mutación, dando lugar a estados elevados de conciencia y emoción superior.

La acumulación de estas energías en el cuerpo áurico genera un cuerpo luminoso que se alimenta de los mejores estados de conciencia del discípulo.

Daniel Curbelo

Categorías: Meditación tántrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *